fbpx Saltear al contenido principal
M. 637 01 86 72 • T. 902 25 24 26 | info@ttisuccessinsights.es

Claves para el desarrollo y crecimiento de equipos de trabajo

Claves para el desarrollo y crecimiento de equipos de trabajo

Los negocios ya no tienen nada que ver con aquellos que recordamos. De hecho, los que conocíamos y no supieron adaptarse a los cambios cerraron sus puertas hace unos cuantos años. 

Actualmente, las empresas deben dedicar tiempo a las pruebas de selección de personal, trabajar al unísono y contar con un estrategia alineada con su equipo, la cual haya sido previamente presentada y aceptada por cada uno de los miembros que lo conforman. Para alcanzar el éxito empresarial es fundamental que todos los empleados se sientan parte de la organización. 

A continuación te presentamos las claves para lograr el desarrollo y crecimiento de equipos en empresas unificadas que trabajan en torno a un plan estratégico.

Involucrar a todos los empleados en la toma de decisiones

No hace mucho los directivos y gerentes de las empresas eran quienes se reunían para definir las estrategias que debían seguir las organizaciones. Y una vez que las líneas de actuación estaban planificadas se esperaba que sin más los empleados las implementaran de forma inmediata sin importar si estaban de acuerdo o no con ellas. 

Por suerte, se hizo más que evidente que este modo de proceder no era el más adecuado para cosechar éxitos. De ahí que a día de hoy las empresas con mayor crecimiento involucren a sus trabajadores durante todo el proceso de planificación de las estrategias

Tengamos en cuenta que integrar a los equipos en la toma de determinadas decisiones tiene varias ventajas. Entre ellas, que los empleados sentirán que están absolutamente integrados en la empresa, que tienen una opinión válida en los planes de la organización y que son una parte imprescindible de la misma, lo cual hará que su nivel de compromiso aumente considerablemente. 

En este sentido, la clave está en valorar a los empleados y hacerles sentir que son parte del cambio, lo que les hará seguir el nuevo rumbo de la organización incluso en aquellos casos en los que no estén convencidos al 100% de hacerlo. 

El cambio debe centrarse en grupos y departamentos

Los departamentos deben evaluarse de forma interna con frecuencia para averiguar si realmente están siendo productivos o en qué aspectos fallan para mejorarlos. 

Si los cambios se hicieran necesarios, estos deberán aplicarse a todo el departamento. Está más que confirmado que no es bueno volcar toda la responsabilidad en un solo miembro del equipo. 

Construir confianza en toda la organización

Un empleado que no confía en su empresa, no le rendirá todo su esfuerzo, atención y dedicación. Eso está claro. 

Sentir confianza y seguridad en una organización es fundamental no solo para construir buenas relaciones entre la compañía y los empleados, sino también para generar un compromiso que lleve a seguir la estrategia de la empresa hasta el final. 

De ahí que no podamos olvidar la idea de que las acciones para generar confianza deben ser permanentes. 

Fomentar la colaboración sobre la competencia

Por mucho que nos lo quieran vender, la competitividad no es buena en los entornos de trabajo. Básicamente porque si existe la competencia entre los empleados siempre va a haber algún que otro perdedor. Y seguro que estamos de acuerdo en que si alguien pierde en varias ocasiones, dejará de competir más tarde o más temprano. 

Por lo tanto, no podemos afirmar que fomentar un espíritu competitivo entre los equipos estimule la acción. Más bien todo lo contrario. 

Para garantizar el desarrollo y crecimiento de quipos de trabajo la mejor opción es optar por la creación de un entorno de colaboración. No olvidemos que cuando las personas trabajan juntas, todas pueden alcanzar el éxito y ninguna tiene razones para fracasar. 

Invertir en educación, beneficios e incentivos

Apostar por la formación de los empleados es fundamental para garantizar el éxito de la organización. Invertir en su educación no solo les ayudará a aprender las habilidades necesarias para desempeñar su puesto del mejor modo posible, sino que también contribuirá a mejorar sus habilidades y al estar al día de todas las novedades. Y, por supuesto, lo más importante de todo, esta inversión convertirá a los empleados en expertos dentro de su sector. 

Crear la oportunidad para comentarios de los empleados

Como en cualquier tipo de relación humana, la comunicación fluida es la clave de todo. Y dentro de una organización es imprescindible para que toda estrategia salga adelante. 

De este modo, se debe dotar a los empleados de la capacidad suficiente para comunicarse abiertamente sin restricciones. Al tiempo que se fomenta la capacidad crítica y la retroalimentación dentro de los equipos

Así, la comunicación bidireccional no se reducirá a ocasiones puntuales como reuniones. Los empleados tendrán derecho a expresar sus opiniones en cualquier momento para garantizar que los proyectos siguen funcionando sin desavenencias. 

Esta comunicación bidireccional no debe limitarse a las revisiones anuales de desempeño o a las reuniones mensuales uno a uno. Los empleados deben poder expresar sus opiniones en cualquier momento para garantizar que las operaciones continúen funcionando sin problemas.

Involucrar a todos los miembros de la organización

Es fundamental respetar la diversidad de opiniones de los miembros de equipo aunque estos no participen en jornadas de toma de decisiones. No olvidemos que las mejores ideas no siempre provienen un alto cargo. Descartar las sugerencias de una persona simplemente por su posición dentro de la empresa sería un grave error. 

Descargar casos de éxito TTI