Saltear al contenido principal

Encuentra tu nicho basado en tu estilo de comportamiento DISC

Se presentó por primera vez a la evaluación de comportamiento de DISC después de obtener un feedback en TTI Success Insights. Tras realizar su evaluación de DISC, recibió un informe de 60 páginas hecho a su medida. Más tarde, le interrogaron sobre su estilo de comportamiento único para comprender mejor cómo lo hace.

Sim embargo, después de trabajar para TTI Success Insights durante cinco meses, comenzó a notar una tendencia dentro y fuera del lugar de trabajo, que le dejó desanimado.

Aunque su experiencia en el lugar de trabajo profesional de los negocios es limitada, notó que muchos de los líderes empresariales y empresarios exitosos que ha conocido poseen un estilo de comportamiento dominante, o de alta D, como su estilo predominante.

No pudo evitar preguntarse si de alguna manera aquello era un requisito previo para el éxito comercial, y si era incapaz de convertirse en un líder porque es un I/S alto. Se preguntaba: `¿No me convertí en un gran líder solo por sus estilos de comportamiento elevados?´

 

Entendiendo el DISC

DISC se basa en cuatro estilos de comportamiento únicos: Dominio, Influencia, Estabilidad y Cumplimiento. Casi todos y cada uno de nosotros tenemos un factor que tiene una intensidad más fuerte que los demás, lo que le convierte en nuestro principal factor de comportamiento. Las cualidades distintivas de cada componente en el perfil DISC afectan parcialmente a la forma en la que abordamos a las personas, las tareas y la totalidad de nuestras vidas diarias.

El dominio se refiere a cómo las personas abordan los problemas y desafíos. Una alta D se define como una persona que se inicia por sí misma, que mira hacia el futuro y acepta los desafíos, y le otorga un gran valor a los objetivos. Considerando que, una D baja es pasiva y reflexiva cuando se trata de conflictos o desafíos.

La influencia se refiere a personas y contactos. Un individuo que es un alto I es visto normalmente como comunicador orientado a las personas, y un jugador de equipo optimista. Sin embargo, un nivel bajo de I sobresale entre bastidores y prefiere trabajar solo para lograr los resultados deseados.

La estabilidad se refiere al ritmo y la consistencia de una persona. Una alta S está compuesta y es resistente al cambio, ya que desea centrarse en una tarea a la vez. Son temperamentales y buenos oyentes, que a su vez son amables y comprensivos. Por otro lado, una S baja tiene una naturaleza impaciente e impulsiva. Les encanta la variedad y prefieren realizar múltiples tareas.

El cumplimiento se refiere a cómo las personas responden a los procedimientos y restricciones. Una persona impulsada por una alta C es un perfeccionista concienzudo. Mantienen los altos estándares y prestan atención al detalle para garantizar la efectividad de un proyecto. Una alta C piensa de manera muy sistemática y toma decisiones basadas en datos y hechos, en lugar de en un instinto. Sin embargo, una C baja, es muy firme y obstinado cuando ofrece opiniones y consejos. Saben lo que quieren.

Es importante saber que su estilo de comportamiento natural está creado por fuerzas externas que no siempre se pueden controlar, como la genética y las experiencias pasadas.

 

Vivir de manera inauténtica

En el lenguaje universal de DISC, no hay un estilo ‘bueno’ o ‘malo’- Ser ‘alto’ o ‘bajo’ no indica positivo o negativo. Su perfil DISC personal indica sus tendencias de comportamiento naturales únicas.

Sin embargo, debido a la tendencia generalizada de Occidente, muchos líderes con patrones de talento introvertidos en el lado S&C pueden sentirse presionados para ser más extrovertidos, tratando de ajustarse a los estilos de comportamiento D e I, que son de ritmo más rápido. Pero en realidad, no necesitas conformarte en absoluto. Es muy probable que simplemente estés pasando por alto tus fortalezas introvertidas porque estás acostumbrado a ver personalidades extrovertidas que se encuentran en el liderazgo de la sociedad occidental.

Los líderes de estilo D/ I son pioneros visionarios porque se enfocan en el panorama general y, a menudo, miran hacia el futuro. Los estilos D/I tienden a ser activos y enérgicos.

Todos hemos escuchado que las personas se critican a sí mismas porque personalmente carecen de ciertos rasgos que admiran en otros. Pero no es saludable tratar de ser alguien que no seas tú. Es importante recordar que las personas pueden experimentar agotamiento y estrés al experimentar demasiada adaptación constante. La adaptación es el proceso de sentirse presionado para adaptarse (valga la redundancia) a su entorno, en función del comportamiento necesario para lograr un determinado resultado.

Tratar de poseer cualidades que no son auténticas para ti mismo, puede resultar poco atractivo a largo plazo. Debido a este hecho obvio, intentar cambiar permanentemente tu estilo de comportamiento es una pérdida de tiempo y energía. La simple verdad es que no hay razón para tratar de cambiar quién eres. Cualquiera puede ser un líder exitoso, independientemente de su estilo de comportamiento.

En lugar de perder el tiempo con la envidia, ¿por qué no abrazar las virtudes? Es esencial enfocarse en cómo usar el estilo de comportamiento natural de cada uno para nuestro bien, y para ayudarnos a vivir una vida rica y satisfactoria.

 

Poseer tu estilo DISC

El liderazgo no se trata de nuestro estilo DISC, sino de la autoconciencia y el uso de nuestros talentos naturales que fortalecen nuestras debilidades. Se trata de tener una visión y llevar a otros a bordo con nosotros para cumplir o refinar esa visión.

No fue hasta que empezó a aceptarse y a ser dueño de su estilo de I/S, cuando se dio cuenta de que su enfoque único era liderar personas y administrar proyectos. Los líderes de I/S tienden a no dirigir a las personas ya que construyen su crecimiento. Apoyan los objetivos y responsabilidades de los demás y tienen la paciencia para hacer las preguntas correctas y así ayudar a las personas crecer.

Ser propietario de nuestro estilo de comportamiento natural es aceptar quiénes somos, fortalezas y debilidades incluídas. Nuestro estilo personal no es la opinión de alguien, se basa en la ciencia. La transparencia es uno de los mayores beneficios de ser dueño de tu estilo, que puede proporcionarte claridad de la forma en la que haces todo lo que haces. Esencialmente, es una cualidad común de algunos de los líderes más afectivos.

 

Conclusión

¡Buenas noticias! Si bien DISC puede decirnos cómo una persona hace las cosas que hace, no es un todo, sino un final. Hay muchos factores incontrolables que pueden determinar nuestro estilo primario.

Y si bien no podemos elegir un estilo sobre el otro, es importante saber que un estilo de comportamiento específico o una combinación de estilos, no predice el éxito por sí solo. Cada estilo de DISC posee sus propias fortalezas y comportamientos únicos, lo que permite que todos se conviertan en los líderes fuertes y resistentes que pueden aspirar a ser.