Saltear al contenido principal
M. 637 01 86 72 • T. 902 25 24 26 | info@ttisuccessinsights.es

Messy Strategy: la mejor estrategia para consultores

La mejor estrategia para consultores es aquella que permita cubrir las necesidades de los empleados al tiempo que protegen los resultados de las empresas. ¿Quieres saber cuál es?

Aquí tienes la respuesta: Messy Strategy es la mejor estrategia para cosultores

Messy Strategy o Estrategia Desordenada ha reinventado la forma en la que se han planificado las estrategias en las empresas hasta el momento, ya que propone abandonar el método de pensamiento “de arriba hacia abajo” y apostar por un enfoque más efectivo que piensa en la estructura empresarial “de abajo hacia arriba”.

Este nuevo proceso de planificación estratégica desordenada es el más usado por las mejores consultoras para retener el talento y consigue integrar a todo el personal de una empresa y que estos se vean a sí mismos como una parte imprescindible dentro de la compañía.

Es así como esta estrategia permite alcanzar el éxito, cuando el empleado siente que trabaja por un objetivo común, que es parte de un proceso de planificación y que está vinculado, de un modo u otro, a todos los proyectos.

Cómo poner en marcha una estrategia desordenada

Imagina poder conocer las ideas de todos los trabajadores, desde recepción hasta el departamento directivo… ¿Qué ventajas podría traer incorporarlas a un plan estratégico? ¿Qué beneficios obtendría una empresa si escuchara a todos y cada uno de sus trabajadores? ¿Cómo aumentaría esto la autoestima y confianza de los empleados?

Poner en marcha una estrategia desordenada implica prestar atención a todo lo que los empleados nos puedan contar y analizar e interiorizar cada una de sus ideas.

Para ello, la mejor opción es ofrecer al personal la posibilidad de ser sinceros a través de, por ejemplo, conversaciones y encuestas anuales o semestrales en las que puedan aportar comentarios constructivos en beneficio de la empresa. 

Poner en marcha la mejor estrategia para consultores es una inversión importante de horas, al mismo tiempo que puede resultar caótica en tanto que el consultor puede agobiarse entre páginas y páginas con comentarios y anotaciones de los empleados.

Sin embargo, los resultados obtenidos serán la clave para definir el plan de futuro de una empresa y para conocer los desafíos a los que tendrá que enfrentarse.  También para garantizar el desarrollo y crecimiento de equipos de trabajo.

Tips para una estrategia desordenada

Planifica la estrategia 

Es recomendable dejar tiempo entre sesión y sesión para que los empleados puedan reflexionar en sus opiniones. Del mismo modo, también es muy productivo avisarles con antelación para que puedan contar con unos días en los que contemplar sus ideas y no hacer comentarios precipitados.

Difusión de las sesiones

Hacer públicas las sesiones es un punto positivo en la estrategia. Que todos los empleados conozcan que se van a llevar a cabo encuentros para mejorar la dinámica y conocer las necesidades reales de cada miembro de la empresa será un gran estímulo para el personal. 

Hacer la gran pregunta

“Si hay algo que puedas cambiar en la organización, ¿qué sería y por qué?” . Esta es una de las preguntas más importantes que hay que hacer dentro de una estrategia desordenada.

Tengamos en cuenta que es muy conveniente saber qué tipo de problemas tienen los empleados en la organización para poder poner solución cuanto antes. 

Es también muy interesante repetir las preguntas año tras año para poder averiguar si se han corregido errores, si han surgido otros nuevos o si hay preocupaciones comunes que se mantienen durante el tiempo. 

Identificar qué funciona y qué no funciona

Una de las claves de la mejor estrategia para consultores es que permite averiguar qué funciona y qué no funciona. Es decir, permite tener conocimiento de lo que falla para buscar soluciones y áreas de mejora, pero también de lo que ha resultado ser un éxito. De este modo es posible celebrar victorias y otorgar el merecido reconocimiento laboral a los empleados. 

Presentación de la estrategia

 El plan estratégico debe ser presentado a todos los empleados. Para ello, una buena opción es organizar un encuentro para darlo a  conocer. Esta cita también será muy útil para que los empleados puedan verse reflejados en el plan, verificar que sus aportaciones se han tenido en cuenta de cara a nuevas acciones les resultará realmente gratificante. 

Cuando un empleado confirma que sus opiniones han sido escuchadas, tenidas en cuenta y respetadas se les alienta a ser aún más sinceros y comunicativos en el futuro, además de aumentar su nivel de compromiso. 

Reinventar la estrategia

Puesto que cada organización tiene su propia cultura y forma única de hacer las cosas, debemos tener muy presente que la implementación de una estrategia desordenada varía de una empresa a otra

Del mismo modo, es conveniente revisar la estrategia cada año antes de ponerla en marcha, y en función a los resultados obtenidos, adaptarla a las necesidades de la empresa.

Una estrategia desordenada, como mejor estrategia para consultores, siempre va a conducir a resultados positivos. Involucrar al personal y conseguir su aceptación durante un proceso de planificación de este tipo contribuirá a tener empleados felices, productivos y en consonancia con los planes estratégicos de la compañía. ¿Te animas a ponerla en marcha?

Descargar casos de éxito TTI