fbpx Saltear al contenido principal
M. 637 01 86 72 • T. 902 25 24 26 | info@ttisuccessinsights.es

Qué hacen las mejores consultoras para retener el talento

Qué hacen las mejores consultoras para retener el talento

Retener el talento. Ahora, más importante que nunca 

Retener el talento se ha convertido en convertido en una gran preocupación en los últimos años. Los empleados de hoy en día no solo quieren un salario justo acorde con su perfil y años de experiencia. También buscan empresas que puedan contribuir a la desconexión laboral fuera de horario, que apuesten por la conciliación familiar, faciliten la obtención de seguros u beneficios en formación, entre otras ventajas.

Los empleados del siglo XXI buscan un ambiente laboral completamente nuevo, un entorno que esté centrado en ofrecer una experiencia gratificante. Sin embargo, ¿es esto lo que encuentran cuando llegan a su puesto de trabajo?

Lamentablemente tenemos que decir que no. Y es que las expectativas de los empleados ante un nuevo puesto son tan altas que cuando descubren, tras unos meses de trabajo, que nada es como habían imaginado, quedan totalmente decepcionados. Tanto es así, que la probabilidad de que estos comiencen a buscar otros empleos y llevar su talento a otras empresas, es bastante alta.

Esta es una de las principales razones por las cuales las tasas de abandono laboral han aumentado tantísimo en los últimos años. Y, por supuesto, también el motivo por el cual encontramos un gran número de empleados que se mantienen en su puesto, pero que están desmotivados, descontentos y buscando otras oportunidades laborales.

Las grandes consultoras, conscientes de esta situación, han tomado medidas recientemente para reducir el número de despidos voluntarios y comenzar a retener talento. Esto es lo que hacen:

Generar confianza

Las grandes empresas tienen muy presente lo importante que es generar confianza de forma recíproca con sus empleados. De este modo, si un empleado siente que prefiere trabajar desde casa porque considera que va a ser más productivo, la empresa puede estudiar seriamente concederle esta oportunidad.

Si por el contrario se niega a permitirlo sin planteárselo, es muy posible que el empleado se vea tentado a buscar otro trabajo que sí se lo permita, incluso aún cobrando menos. Básicamente porque para él lo importante no es el dinero, sino la libertad que le da su empresa y la confianza que le muestra hacia su trabajo y responsabilidad profesional.

Conectar con un propósito o meta

Cuando un empleado se siente conectado al 100% con su empresa, se vuelca por completo en su trabajo. Sin embargo, si este carece de propósito alguno en su departamento, no es de extrañar que se limite a pasar las horas y esperar ansioso a que llegue el fin de semana.

En este sentido, las grandes consultoras de recursos humanos lo hacen muy bien. Trabajan continuamente por hacer que sus empleados sientan el compromiso, que hacen tareas imprescindibles y que son parte de proyectos realmente importantes. Sin duda, la mejor opción para diseñar equipos de alto rendimiento

Apostar por la cultura de empresa

Si es importante que el empleado esté vinculado a la empresa, más lo es que se sienta conectado con sus compañeros de trabajo. Sentir que hay buen ambiente laboral y compenetración entre los compañeros es fundamental para desempeñar tareas con calidad y de forma eficaz.

Está más que demostrado que las empresas que apuestan por fomentar las conexiones personales entre los trabajadores tienen muchas más posibilidades de crear una gran fuerza laboral que permite el desarrollo y crecimiento de equipos de trabajo, además de alcanzar todos los objetivos propuestos.

No más jefes

Los empleados tampoco quieren ya jefes autoritarios ni están dispuestos a seguir órdenes de un superior que no se mueve de su sillón. Las empresas más exitosas del momento han sabido que acabar con este tipo de «líder» era imprescindible para retener el talento.

La mejor alternativa para sustituir a estos cargos directivos han sido los líderes-coaches. Profesionales que trabajan por el desarrollo de las habilidades de los empleados y la relación empleado/gerente manteniendo conversaciones frecuentes y usando herramientas para la gestión del talento que permiten conocer las necesidades, motivaciones y problemas de los trabajadores. Estos encuentros, por supuesto, sustituyen a las revisiones de desempeño por sorpresa que tenían por objetivo, en la mayoría de los casos, pillar en un renuncio al empleado o un momento de menor actividad laboral.

Formación continua

Aunque una persona tenga un buen puesto de trabajo, no es razón suficiente para descartar el seguir formándose, aprender más y especializarse.

Los empleados buscan habilidades que puedan usar en el presente y en el futuro. También se preocupan por formarse no solo en áreas relacionadas con su puesto de trabajo, sino también a nivel individual en lo que consideran importante en su vida.

Cuando los empleados crecen continuamente a nivel personal y profesional, se les alienta y compromete a mantenerse en su puesto.

Descargar casos de éxito TTI