Saltear al contenido principal
M. 637 01 86 72 • T. 902 25 24 26 | info@ttisuccessinsights.es

Prepare su negocio para el coronavirus con un enfoque «People First»

Coronavirus y empresa, ¿cómo debemos actuar?

Hay una razón por la cual el #Coronavirus ha estado en tendencia durante la mayor parte de 2020. Hay mucha ansiedad en torno al COVID-19, tanto en las empresas como en las familias, y los efectos en el mercado nacional y global ya se están sintiendo. A medida que se desarrolla la situación, es probable que su empresa deba seguir funcionando.

Permítanos rebajar rápidamente algo de la ansiedad en torno a COVID-19 y compartir cómo su negocio puede prepararse para sus efectos con una mentalidad People First.

Fomentar el teletrabajo

Si su equipo está preocupado por el virus, no será productivo. Muchas empresas están permitiendo que sus equipos trabajen desde casa, o están en el proceso de considerar esa opción. 

El trabajo remoto es una opción más que popular en la actualidad: la investigación muestra que la cantidad de personas que trabajan desde casa ha aumentado en un 140% desde 2005, y el 86% de las personas siente que trabajar de forma remota reduce el estrés. Además, el teletrabajo en 2015 les ahorró a los empleadores 44 mil millones de dólares en total, sólo en el mercado de USA.

Los beneficios son tangibles, incluso cuando no estás en medio de una pandemia. Sus empleados se sentirán valorados, menos estresados ​​y ahorrarán costos de viaje y medidas de precaución. Su empresa ahorrará dinero a partir de la reducción de los gastos generales, pero lo más importante, ahorrará el recurso del tiempo dedicado a la preocupación. 

Use herramientas como Slack o G-chat para la comunicación y Google Hangouts o Zoom para videoconferencias. Los mensajes de texto y correos electrónicos hacen que sea cada vez más fácil mantener a su equipo en contacto. 

En TTI SI, ofrecemos feedback virtuales de nuestras evaluaciones. Cassandra Nelson, una de nuestras Consultoras de Soluciones, dice que, si bien el feedback digital no es su método de comunicación preferido, “si puedo ver su rostro, lo siento tan auténtico como una conversación en persona. El trabajo remoto no es mi estilo preferido porque disfruto de la interacción social, me estimula. No sería tan productivo a largo plazo, pero mi trabajo, de momento, me permite combinar las dos modalidades «. 

Mientras que nuestro equipo trabaja desde una oficina interna en Scottsdale, Arizona, TTI SI tiene varios miembros del equipo que trabajan de forma remota. Cassandra no es una de ellas, pero en caso de emergencia, nuestro equipo podría adaptarse. Esa flexibilidad es importante para todos en TTI SI.

Permitir tiempo extra de recuperación

Sabemos que no todas las empresas pueden cambiar sus políticas, pero alentamos la flexibilidad siempre que sea posible para los empleados.

COVID-19 es altamente contagioso. «Se cree que el virus se propaga principalmente de persona a persona», dice el Centro para el Control de Enfermedades. «Se transmite entre las personas que están en contacto cercano entre sí (a unos 1.82m) y a través de las gotas respiratorias producidas cuando una persona infectada tose o estornuda». También se puede transmitir al tocar superficies compartidas.

¡Necesitas poner a las personas primero! Su equipo necesita sentirse seguro y protegido en su trabajo, y poder tomarse el tiempo para sanar. Si no los ayuda a sentirse seguros, está poniendo en riesgo la salud de todo su equipo.

Ser flexible en este momento de incertidumbre muestra al equipo que ellos son una prioridad, y que la compañía está en el camino para cultivar la lealtad y mejorar la cultura de la empresa.

Mantenlo limpio

¡La mejor manera de combatir el coronavirus es desinfectar! 

Esto es de sentido común, pero vale la pena repetirlo: ¡lávese las manos! Aunque lavarse las manos es la forma número 1 de prevenir el coronavirus, el USDA compartió en un estudio reciente que el 97% de las personas no se lavan las manos correctamente, con el error común de no lavarse el tiempo suficiente. The LA Times compartió un útil recordatorio: canta el coro de estas canciones populares mientras te lavas las manos para matar los gérmenes de manera efectiva. 

Si su oficina tiene una cocina, limite el intercambio de alimentos. Los bocadillos compartidos deben limitarse a los productos preenvasados, e intente abastecerse de suministros de limpieza para escritorios individuales. ¡Aliente a sus empleados a desinfectar sus teléfonos también!

Sé inteligente mientras viajas

Si bien los viajes se cancelan en todo el mundo, muchas empresas no tienen el lujo de cerrar. Si no puede ofrecer trabajo remoto, sus empleados también deben lidiar con sus desplazamientos.

Probablemente sepa que las máscaras faciales se están vendiendo en todo el país, pero es posible que no sepa que usar una máscara no es eficaz para evitar contraer COVID-19. De hecho, los CDC recomiendan que las personas sanas dejen de comprar mascarillas, ya que la escasez está causando un gran problema para los profesionales de la salud.

Mientras viaja, especialmente en espacios compactos como aviones, trenes o metro, evite tocar superficies compartidas. Desinfecte rápidamente los lugares que compartirá, como una mesa o reposabrazos, y use su manga para abrir puertas. Cuando llegue a su ubicación o se baje de un avión, intente cambiar de ropa lo antes posible.

Si tiene que toser, tosa en su codo interno para evitar la transmisión de las manos a otras superficies.

Poner a las personas primero en la lucha contra el coronavirus

La novedad de Coronavirus lo hace particularmente aterrador, ¡pero no tiene que pillarle por sorpresa! Su negocio puede combatir los efectos y prevenir el empeoramiento de los problemas simplemente poniendo a las personas primero.

Asegúrese de que su equipo se sienta escuchado, bríndeles flexibilidad, permita un tiempo adecuado para la curación y la salud, y aliente la limpieza. Más allá de prepararse para el coronavirus, estas precauciones tienen el beneficio adicional de mejorar la cultura de su empresa.

Si bien la conversación global puede ser diferente, y los efectos económicos del virus aún no se han mostrado plenamente, la conversación en su negocio puede ser de preparación y no de pánico

En conclusión y desde la misión de TTI SI en la comprensión y desarrollo del comportamiento humano en todo el planeta, es el momento de tomar conciencia de nuestra inteligencia emocional, comportamientos y motivadores y ponerlos al servicio de la firmeza desde la calma, la acción, la solidaridad, la corresponsabilidad y un patrón de pensamiento y comunicación con los demás centrado en las soluciones y en la certeza de que está situación pasará, y que lo que quedará es la forma en que cada uno de nosotros se ha comportado para dar nuestra mejor versión en situaciones difíciles.

Autora: Jaime Faulkner

Jaime cree que la autenticidad y la narración son las claves para una comercialización exitosa. Como graduada de la Escuela de Comunicación Humana Hugh Downs, le encanta encontrar y conectar narrativas. Cuando no está en el trabajo, está psicoanalizando a los concursantes en The Bachelor, pintando, escuchando podcasts o jugando juegos de rol de mesa.