Saltear al contenido principal
M. 637 01 86 72 • T. 902 25 24 26 | info@ttisuccessinsights.es

4 pasos para resolver el conflicto en el lugar de trabajo

Transformando las diferencias en fortalezas en el trabajo

«Si no fuera por la gente, los negocios serían fáciles… …porque no existirían.» Samuel Turner

En algún momento de nuestras carreras, todos hemos experimentado conflictos en el lugar de trabajo. Ya sea un conflicto de comportamiento, un choque de valores o una falta de conciencia de una o todas las partes, los conflictos dentro de los equipos son inevitables – ¡y en realidad son grandes noticias!

El conflicto se produce más comúnmente cuando los miembros del equipo son fundamentalmente diferentes. Cuando los miembros del equipo muestran motivadores y/o estilos de comportamiento opuestos, hermanados con una o todas las partes que tienen una inteligencia emocional (EQ) baja, tienes una receta perfecta para la desconexión, la baja moral y la baja productividad.

Lo que puede sorprenderle, sin embargo, es esto:

La forma en que la organización elija manejar este conflicto decide en última instancia si el conflicto es una VENTAJA para el desempeño del equipo o una DESVENTAJA para el desempeño del equipo.

Tener diferencias dentro de un equipo debe ser percibido como un ENORME beneficio.

Las diferencias crean un equilibrio. El equilibrio es crucial para maximizar el rendimiento de un equipo.

Sin embargo, tener estas diferencias inevitablemente aumenta la probabilidad de que se produzcan conflictos, por lo que la gestión y la facilitación continuas son imperativas.

(Puedes usar los informes de TTI Success Insights Team Behaviors and Team Motivators para entender el mapa del estilo y las culturas de tu equipo. Las ruedas que aparecen en este blog ilustrando estrellas y puntos en varias secciones de los gráficos de las ruedas muestran cómo cada miembro del equipo tiene estilos de comportamiento y motivadores únicos).

Cada uno de nosotros vemos el mundo a través de nuestros propios ojos.

La clave para convertir las diferencias en un producto positivo es pedir a los empleados que imaginen que se están poniendo un par de gafas de su compañero.

Pídeles que consideren a un compañero con el que experimenten el conflicto más cotidiano.

Junto con la evaluación de la Inteligencia Emocional de TriMetrix, puedes guiar a la gente a través del CÓMO, POR QUÉ y QUÉ del núcleo de estos conflictos:

Paso 1. Comprenderse a sí mismo – ¿CÓMO se comporta? ¿POR QUÉ se comporta de esta manera? ¿QUÉ valor único aportas a tu equipo?

Paso 2. Entender a los demás – ¿CÓMO se comportan? ¿POR QUÉ se comportan de esta manera? ¿QUÉ valor único aportan al equipo?

Paso 3. Percepción – ¿Cómo podrían percibirte? ¿Por qué podrían tener dificultades para comunicarse con usted?

Paso 4. Plan de acción – Ahora que entiendes tus propios motivadores, comportamientos e inteligencia emocional y los de los miembros de tu equipo, ¿cómo puedes empezar a adaptarte de forma segura y consciente a los requisitos de comunicación de tus compañeros? ¿Qué diferencias pequeñas pero significativas puedes hacer en tu enfoque para ayudar a tus compañeros a entenderte mejor?

Después de este ejercicio, los conflictos seguirán apareciendo de vez en cuando.

Sin embargo, ahora que sus empleados entienden el razonamiento que hay detrás de las acciones de sus colegas, pueden empezar a comunicar sus frustraciones entre ellos con un lenguaje más seguro y menos conflictivo, y a su vez, mejorar la conciencia general del equipo.